Divertirse aprendiendo

En los libros de Betty and Cat los personajes comparten con nosotros sus pensamientos y nos cuentan las pequeñas aventuras de su día a día juntos.

Los textos no están traducidos. Poco a poco el lector se va dando cuenta de que se trata de un diálogo bilingüe en el que cada personaje habla en su propio idioma.

Betty and Cat reflejan así la manera en que los niños conviven con los idiomas en su casa o incluso en la escuela: con naturalidad y sin traducciones sistemáticas.

Share